14.2 C
Buenos Aires
jueves, septiembre 29, 2022
InicioPelículasYa No Vivo Yo

Ya No Vivo Yo

«Ya No Vivo Yo» es una historia real que sucede en la ciudad de Manaos, estado de Amazonas, en el epicentro de la pandemia.

Esta conmovedora película brasileña aborda la vida cotidiana de la estudiante Esthefany Maia Da Silva, de 19 años, y su participación en el Club de Conquistadores.

Esthefany era una joven estudiante con muchos sueños. Al ser diagnosticada como portadora de la enfermedad de lupus, eso la obligó a estar hospitalizada por varios días y luego permanecer en su hogar por ser considerada paciente de riesgo.

Todo esto comienza a marcar muchos cambios en su vida y el deseo de hacer una diferencia entre las personas con quienes convivía.

Al experimentar días desafiantes con las complicaciones de la enfermedad, su padre, Armando Maia le propone escribir un diario íntimo con sus reflexiones y proyectos para no sentirse sola y aburrida.

El consideró que, si narraba lo que le estaba sucediendo, podría sobrellevar ese momento y ayudaría a otras personas que estarían transitando su misma enfermedad.

Esthefany, conoce por video llamada a Dayane, una chica cristiana que padece su misma patología y hace que la joven cambie el rumbo de su vida. El deterioro de su salud puede ser un factor decisivo para cumplir con un mayor propósito a ser realizado sólo después de la pandemia: su deseo de ser Misionera.

La película fue escrita por Pollyana Corrêa y cuenta con dirección del cineasta Rudy Barros, ambos de la productora Rud Films Sudamérica. «A partir de ese cuaderno el guion comenzó a tomar forma, inspirando incluso al propio título de la serie y la esencia de quién fue esa joven misionera. También reconstruimos la historia luego de escuchar varios testimonios, en especial el de los padres de Esthefany», explica Pollyana.

Para el director, la conducción del proyecto fue una experiencia desafiante y, al mismo tiempo, gratificante. «Adaptar una historia real a la ficción es una responsabilidad muy grande, pues está allí la experiencia de vida de otra persona. Entones, es necesario respetar los sentimientos de las personas reales sin que se vea disfuncional en las pantallas. La obra nos proporcionará una experiencia inspiradora y llena de esperanza», destaca.

 

484SeguidoresSeguir
792SeguidoresSeguir
- Advertisment -

Más populares